Eficiencia Energética

Los conceptos de sostenibilidad aplicados a la edificación ayudan al ahorro energético y además reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera, mejorando la eficiencia energética del edificio.

1.- Acciones Pasivas: diseño razonable del proyecto atendiendo a orientaciones, sistemas de protección solar, aportación solar en invierno, aislamiento e inercia del edificio para minimizar la demanda energética.

Fachadas: ventilada para evitar pérdidas energéticas. Protección solar más conveniente en función de la orientación de cada fachada.

Cubierta: invertida para evitar pérdidas energéticas.

Ventanas: con rotura de puente térmico y cristales bajos emisivos.

Ventilación: cruzada Este-Oeste.

Distribución: las estancias de las viviendas tienen un mínimo de una hora de sol directo entre las 10h y las 14h del solsticio de invierno.

2.- Acciones Activa: orientada a reducir el consumo energético del edificio y los recursos, tanto con el uso de sistemas eficientes como de energías renovables o de aprovechamiento de recursos.

Climatización: bomba de calor aire-agua mediante Aerotermia. Sistema individual para cada vivienda. Bajo consumo energético.

Producción ACS: bomba de calor mediante Aerotermia. Sistema individual para cada vivienda que dispone de un interacumulador de 200 litros conectado a la bomba de calor. Bajo consumo energético durante el invierno y agua caliente gratuita durante el verano cuando funciona el sistema de refigeración, reducción de emisiones de CO2.

Renovación de Aire: recuperación de calor en el sistema de tratamiento de aire. Temporizado.